Según el último censo, en España hay cerca de 280.000 restaurantes y bares. Es un sector al alza, pero también donde mayor competencia hay. Es por ello que, atraer, retener y fidelizar a los comensales es uno de los objetivos más importantes de todo buen restaurador y hostelero que se precie. Un objetivo que no siempre es fácil de cumplir. Estrategias para retener a los clientes hay muchas, pero no siempre funcionan, incluso no aplicarlas correctamente puede tener un efecto rebote. Es por ello, que desde foodVAC queremos recopilar en este post algunas claves para conseguirlo sin esfuerzo. 

    1. Comunicar a través de la carta. Es importante y diferenciador ofrecer una carta completa, informando sobre la procedencia de los ingredientes (en caso de ser un factor determinante), sobre los alérgenos, sobre las elaboraciones… Estudia bien a tu cliente potencial y ofrece lo que más se ajuste a él, a sus gustos, preferencias y necesidades. 
    2. Personaliza tu oferta. De hecho, Lo que los clientes buscan ahora es personalización. Productos hechos a medida. Por ello, ofrece la posibilidad de “personalizar” cada plato, con versiones veganas, sin lactosa o sin gluten. Y para ello, recuerda que en foodVAC todos nuestros productos son aptos para celíacos. 
    3. Mantén la calidad de los platos de forma homogénea. El cliente que prueba un plato en un restaurante y sale satisfecho siempre que vuelva querrá la misma calidad, que el plato que saboreó en su día siga siendo como lo recuerda. Por tanto, la homogeneidad es importante. Que los platos de la carta más populares se mantengan y siempre iguales es posible con productos como los que ofrecemos en foodVAC, siempre homogéneos en su sabor y en la calidad de las materias primas que utilizamos.
    4. Cuenta un storytelling humano. En un restaurante las personas también deben ser lo primero. No centres toda tu comunicación únicamente en la oferta gastronómica, explica también historias personales. Muestra tu lado humano, y entabla conexión con tus clientes de persona a persona. Tu personal de sala es la clave: que sean amables, cercanos, pero profesionales. respetuosos, pero empáticos. Y sobre todo, que sepan trasladar a la sala la labor de la cocina. Que conozcan cómo están elaborados los platos y lo expliquen al comensal.
    5. Obséquialos. Dales a tus clientes más razones para volver. Utiliza promociones, descuentos y otros métodos de fidelización. ¿Te has planteado obsequiar a tus clientes con tarjetas de fidelización por la que cada 10 menús obtengan uno de regalo? También puedes obsequiarles con una bebida gratis, con los postres de regalo o con cualquier otro obsequio. También puedes ofrecer estas ofertas y descuentos a través de tus perfiles en las redes sociales, para llegar a nuevos clientes.

Estas cinco premisas no son las únicas, pero con ellas podrás hoy mismo empezar a trabajar para atraer más clientes a tu restaurante y mantenerlo.

Send this to friend